La Sierra Madre Occidental es hogar para una de las etnias que por su creatividad ha tenido mayor auge en los últimos tiempos: Los Wixraritari, también conocidos como Huicholes. El arte que elabora esta etnia ha llegado a todo México y ha impresionado los ojos del mundo por la dedicación, diseño y colores. La necesidad de ingresos ha hecho que tengan que migrar a ciudades importantes del país como lo son: Tepic, Guadalajara y México DF y han logrado adaptar y modernizar sus productos lo que ha volteado hacia ellos los ojos del mundo. Los Wixrarikas plasman sus creencias, elementos, historia y Dioses en todo lo que producen ya que su religión es su estilo de vida. Sus creencias dictan sus días de trabajo, fiestas, viajes y época de cosecha, sus celebraciones son entorno a pedir y agradecer a sus Dioses.Aunque su hogar es principalmente en la Sierra Madre Occidental, su lugar sagrado es cerca de Real de Catorce en San Luis Potosí y es conocida como Wirikuta. Los Wixrarikas realizan la travesía para recolectar el Peyote, planta sangrada utilizada en la mayoría de sus celebraciones. Esta plata tiene efectos, que en la creencia Wxirarika, le provee la capacidad y la visión al Chaman (curandero) de hablar con los Dioses y limpiar las almas. El peyote es un símbolo que se encuentra prácticamente en todo el arte Wixrarika por los “poderes” que otorga. Ellos creen en la protección de sus dioses y es por eso que “El Ojo de Dios” es el símbolo más importante de todos y probablemente el más conocido. “El Ojo de Dios representa los cinco puntos cardinales más importantes. Un Ojo de Dios equivale a un año de vida de un niño, el padre debe elaborar un ojo de Dios cada año durante los primeros 5 años del hijo para asegurar su protección. Estos amuletos representan el árbol cósmico. Los Wixrarikas han defendido “a capa y espada” sus creencias no dejándose influenciar por otras religiones. En La Porfiria queremos contribuir a que los indígenas sean libres de seguir realizando sus prácticas religiosas recibiendo el respeto de todos y apoyar a que compartan su conocimiento y sus grandiosa arte inspirada por sus creencias.