Las piezas en cada colección difícilmente se repiten.

Cada bordado y aplicación es hecha a mano por diferentes artesanos por lo que los colores, formas de trabajo y fuerza en el amarre de cada pieza es diferente. No existe una pieza exactamente igual a la otra, todas son diferentes lo que las hace únicas.